Castleivar

Las últimas noticias del mundo de los negocios y la economía

Selfis y chirigota en la tragedia de Valencia | Opinión

Selfis y chirigota en la tragedia de Valencia |  Opinión
Noticias relacionadas: Noticias Similares

Una mujer se acercó a un grupo de jóvenes, incluso con adolescentes marcados en sus listas. Su expresión se perdió y se fue de forma errática. Estaba desesperada. Acababa de perder su casa, sus cosas, una parte de su vida. Todo había quedado dentro del edificio y el ardor se había ido apagando durante el pasado de los jugadores en Valencia. La mujer también tiene un buen presentimiento. avergonzada, dudosa. Quisiera pedir a los chavales que han habilitado un punto de ayuda para los afectados, si les pueden dar, buen préstamo, bueno, no auto, como dicen, algo de ropa, y si pueden ser ropa interna y zapatillas, por favor, entonces no tenia nada… Ella se detuvo a llorar y entonces, un niño y una niña la abrazaban, la acariciaban, le decían que se preocupaban por todo, que la gente los llevaba muy bien, que cinco compañeros caídos también perdieron sus casas pero se podían salvar, esa es la cosa importante. La mujer se estaba calmando. Cuando ya se dirigía a su casa, un periodista se hizo presente en el lugar, se acercó a ella y le preguntó sobre su edad, su profesión, sus fans. Sobre torpeza y falta de sensibilidad, atribuible a su propia emoción o, simplemente, a lo que pensaba sólo de sus reportajes en color y testimonios de la tragedia, Fueron respondió con un silencio amenazador y una expresión de absoluta perplejidad por parte de la mujer.

Este mismo periodista, por ejemplo, había quejado la noche anterior de la banalidad del mirón. De las personas que habían sido perseguidas por el perímetro policial sólo para ver las llamadas devorando las torres. Algunas personas suben al epicentro del accidente, van a una terraza y buscan una bala y van a un lugar a buscar y agarrar. Sin embargo, entre los innumerables vídeos grabados, la policía pudo seleccionar un punto para poder reportar datos sobre el origen del incendio. Veo todo el mundo (o al menos todo), primero a través de las noticias, luego a través de la televisión y a través de las redes de medios de comunicación. Tanto es así que al día siguiente aparecieron las llamas turísticas de las catástrofes y se tomaron un selfie con la humeante masa de hormigón negro tras ellas: los más sensibles intentando disimular la sonrisa, los que se quedaron atrás, preguntándose por estar allí, de dónde viene. Lo importante es transmitir a las redes que uno está ahí. No es sólo curiosidad, ese no es el caso, es más.

Es lamentable decir que la revista dijo que a veces una hora antes lo había forzado un poco. epatante crónica que incluía el relato del infierno de la joven familia que murió en el baño de su departamento. Es difícil imaginar un dolor tan grande como el de los acusados ​​de esta familia o el de las otras seis personas que cayeron en el incendio, casi todos por inhalación de humor. Pero la imaginación también puede ser un aviso de distancia, física y temporal, como el dolor o el humor. Y no ha pasado suficiente tiempo para que se puedan hacer chistes sobre el incendio, después de que un internauta propusiera la polémica generada no sólo en las redes sociales por la iglesia gaditana de Los Intocables, que hizo estallar al Domingo en una copa de renovadas letras. , que dice: “No tiene paciencia la gente de fiesta que este año se ha perdido las Fallas de Valencia”.

Indignado cuanto más suave le dedican al cuplé en El tonadillero recitará esa letrilla si fuera la hija que no podía salir del edificio en llama, como les pasó a los padres que miraban en la calle, la madre completamente desesperada y el padre autoconvenciéndose de escapar, hasta que su celular dejo de ¿sonar?


Noticias relacionadas: Noticias Similares
Avatar photo

Jesus Manuel Sanchez Delgado

Entradas relacionadas

Read also x