Castleivar

Las últimas noticias del mundo de los negocios y la economía

Por primera vez, Brasil no se reconoce principalmente como un país de blancos.

Por primera vez, Brasil no se reconoce principalmente como un país de blancos.

La novedad de Brasil para el nuevo año que está en el punto de partida es que, por primera vez, sus 203 millones de habitantes se declaran negros o mestizos y no blancos, como en el pasado. Y la noticia no es sólo anecdótica. Encierra una carga política sin precedentes, ya que por primera vez el país ha perdido el prejuicio de ocultar su identidad racial.

Hoy, tras conocerse el resultado en el IBGE, el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, el 55,5% fueron declarados no blancos, lo que en el país significa ser de ascendencia europea y no africana o indígena. La mayoría que ahora ha sido declarada blanca daba a entender que, al mismo tiempo, eran alfabetizados y católicos.

EL IBGE, que cada 10 años realiza una radiografía exhaustiva de sus ciudadanos con miles de entrevistadores que van casa por casa para conocer la vida y los milagros de sus habitantes, en esta ocasión sorprendió a la propia opinión pública, desde lo primero que vio Eran descendientes de europeos que no ocultaron sus orígenes como sucedió en el pasado.

Como escribió el columnista de economía de la revista Oh globo Miriam Leitao, que fue torturada siendo muy joven durante la dictadura militar, la noticia de este año es que esto es más que una simple estadística. “Es el momento”, escribe, “en que las cifras revelan que el país teme la negación”.

Según los analistas, la revelación es consecuencia de las acciones contra el racismo, a veces abiertamente y otras silenciosamente, que han dado frutos: Brasil no oculta sus raíces. Revela también el resultado positivo de los juegos a menudo abiertos y otros ocultos, llevados a cabo desde hace 10 años en el juego contra la discriminación racial por el color de la piel y el origen de las personas.

La revelación del IBGE con su radiografía de los últimos diez años, cuando tuvo que matar los cuatro años de bolsonarismo abiertamente racista, es que el país ha tenido conciencia de que lo que más importa es el color de la piel y la etnia. diferencias de las cuales se tiene en cuenta. dignidad de la persona.

La noticia de que la alcaldesa de los brasileños, ya no blancos, ha dejado de ocultar a sus antepasados ​​y de que ha dado frutos en la difícil y ya peligrosa lucha contra el racismo, debería hacer reflexionar al nuevo gobierno progresista de Lula sobre cómo intensificar, con cosas concretas, una política fuertemente antirracista.

Si el pasado no era blanco, se identificaba con el analfabetismo y la pobreza, cuando no había pobreza, hoy es necesario que ese alcalde de la ciudad que no se ve en la necesidad de explorar sus razas, participe abierta y abiertamente en las estructuras de poder mediante intensificando su presencia en él. claves del poder, desde el Gobierno hasta el poder judicial.

Ahora es más interesante que antes, si no eres blanco, puedes tener las mismas oportunidades de compartir el poder, tener candidatos en unas elecciones para las cuales, como escribió alguien en las redes sociales, el Congreso puede “oscurecer su querida”, ya que hasta ahora Siempre ha sido blanca en su mayoría absoluta.

No hay duda de que la política inaugurada por Lula en sus dos primeros gobiernos, creando, por ejemplo, cuotas gratuitas para los negros en las universidades, tuvo una de las razones de ese ascenso de la conciencia de los no blancos que ya ha creado una nueva una élite intelectual de los ascendientes de las filas africanas que luchan contra la antigua discriminación que siempre ha afectado a este país.

La demostración de que hay una creciente conciencia en el país de que ni el color de la piel ni el origen étnico son importantes para mediar en la dignidad de las personas es que Lula en su tercer mandato es visto por la opinión pública antes de su muerte. resistencia, por ejemplo, a colocar a una mujer negra en el Supremo.

Es normal e importante al mismo tiempo, la noticia de que, por primera vez desde la esclavitud, los brasileños han perdido el tiempo de declarar sus orígenes para comenzar a reconocer la luz del sol, que habían sido hasta ahora víctimas de Prejuicios que tuvo que ocultar, por vergüenza, por su verdadera identidad.

Todo esto sirve, seguramente, para que el alcalde no reconozca al busque blanco y el valor que tiene para el alcalde así como su verdadera identidad tan culturalmente rica. Sin duda, no sólo intensificará la fe antirracista sino que también recuperará el orgullo perdido de sus orígenes, que podrá expresar en una mejor convivencia nacional.

Los brasileños blancos de origen europeo que en Brasil pertenecen a 90 países y que aún no son considerados superiores a los de origen africano o indígena podrán ahora abrir un diálogo y una mejor convivencia con la población negra y mestiza. Esto se debe a que la mayoría de los blancos han comenzado a deshacerse de su antiguo complejo de inferioridad y todavía están orgullosos, y no ocultos, de ser simplemente lo que siempre fueron, ricos en cultura y aún en religión.

Lo cierto es que uno de los alcaldes ricos de Brasil, aunque no siempre haya sido reconocido, es esa mezcla de culturas tan estudiada por los sociólogos. Un mestizaje que, si bien es cierto que produce la maldición del racismo destructivo, también ha dado a este peón de América una especial riqueza de belleza natural.

Recuerdo que, con motivo del viaje que en 1980 hizo amigo del Papa Juan Pablo II aquí en Brasil como enviado especial de EL PAÍS, una de las cosas que me honró cuando visité Bahía fue que me dije que había las mujeres más bellas del mundo: aquellas que eran una mezcla de negros, blancos e indígenas.

Hoy la mayor belleza, no sólo física, sino también política y social, de Brasil es este reconocimiento, a la luz del sol, de su verdadera identidad. Es como la sensación de haber perdido el peso que te oprimió hasta ahora y que tantas lágrimas, dolor y humillación te costó a ti y a tus predecesores.

Oferta especial por tiempo limitado.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

Avatar photo

Jesus Manuel Sanchez Delgado

Entradas relacionadas

Read also x