Castleivar

Las últimas noticias del mundo de los negocios y la economía

El mal | Opinión | EL PAÍS

El mal |  Opinión |  EL PAÍS

Confieso que tengo esperanza en la sociedad española. Es un requisito fundamental. Cuando el mal se encarnaba en el demonio religioso, se podía encontrar alojamiento en la esperanza de un paraíso. Pero si no tenemos que hacer cosas de adivinación y tenemos una legión de ángeles buenos, debemos confiar en la gente de nuestro vecindario. A partir de entonces uno puede encontrarse en la calle o en el trabajo con Satán, Lucifer, Belcebub, Luzbel, Mefistófeles o Netanyahu. Sobran reputación para encarnar el mal. Pero me niego a creer que esta pandilla de malhechores dedicados al aparente odio y deshonra sea capaz de adueñarse de la vida española. Aunque las redes sociales, los nidos de pájaros y las cloacas estén cambiando, desinformados por la información, tengo esperanza en nuestra sociedad, en las personas que se levantan para trabajar, o para recorrer el camino, o para sobrevivir con lo que pueden, o para dar buenos días. a la vecina, o exprimir una modesta pensión, pero la respuesta ha aumentado.

Nunca Hamás. Las habladurías del mal, revueltas por mentiras, falsos periodistas, chistes elocuentes y extractos de degradación, pensados ​​con soberbia que se puede hacer con este país a costa de difamar a los mendigos o a los reyes, a las actrices o a los médicos, a los inmigrantes a los maestros. . Pero creo que es equívoco, porque España está en otra cosa y no ha tenido que ceder ante conspiradores que quieren atacar la intimidación, una Constitución o una mayoría parlamentaria. Una cosa es el bullying en el móvil y otra la ética de un país que debe conquistar la democracia, luchar contra el terrorismo, frenar las dinámicas de corrupción política y defender la libertad de expresión frente a los nuevos métodos de censura. Este país sabe muy bien diferenciar la libertad de expresión de la droga, el juego de la carne, los fondos, las manipulaciones y el mercantilismo de la mentira. Yo digo esto.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

Avatar photo

Jesus Manuel Sanchez Delgado

Entradas relacionadas

Read also x